Ordenar palabras y párrafos

Como en todos los casos anteriores, para crear este tipo de ejercicio hay que escribir un texto y marcar como incógnitas determinadas palabras o párrafos. Al iniciarse la actividad las incógnitas se mezclan entre sí, y el trabajo del alumno es volver a ponerlas en orden. La reordenación se realiza siempre conmutando las posiciones de una pareja de elementos, de una manera similar a cómo se resuelven los rompecabezas en la modalidad intercambio.

Para crear un ejercicio de este tipo hay que definir como mínimo dos incógnitas, ya que de lo contrario sería imposible desordenar nada.

En el momento de crear actividades en la modalidad ordenar palabras hay la posibilidad de limitar el desorden inicial a nivel de párrafos. En este caso las palabras sólo se mezclan con sus vecinas facilitando así la resolución del ejercicio.

La evaluación de las actividades de ordenación es también siempre diferida.